Google
la Web Polo-42

La paloma mensajera

Posted by Pol Galea On lunes, 28 de marzo de 2011 0 comentarios

Bruselas, 11:00 a.m.

- Tenemos que salir de aquí- menciona un soldado

- Esperemos que nos saque Cover- cuando de pronto, se oye un estruendo al otro lado de la pared y se abre una trampilla.

- Malditos soldados, ¿porque los tenéis en esta habitación?- replica el jefe de una banda rebelde

- No quedan zonas de castigo y aislamiento, era el único sitio que nos quedaba libre

- Bien, a que esperáis, matadlos. Bueno ese del final, todavía no, tiene material que nos puede servir contra su vándalo

- Venga andando- ordena uno de los rebeldes- os espera la muerte al final del pasillo.

Al cabo de unas horas…

- ¡Vamos soldado, nos vas a dar todo lo que tienes!

- ¡Por encima de mi cadáver, rebelde!

El soldado se resistió, pero al final le arrebataron sus armas, planes, mapas y demás. Lo encerraron en una celda donde estuvo una semana, hasta que un día observó como una paloma asomaba por la rejilla que daba al exterior. Era un poco rara y le colgaba alguna cosa de la pata. James, se acordó al momento de las instrucciones que le habían dado en el cuartel antes de la guerra, donde lo instruyeron para dicho conflicto.

Intentó llamar a la paloma, era una paloma mensajera, para que se acercase, aunque el silbato especial que le habían dado para llamar a este tipo de pájaros, se lo habían quitado en el registro de los rebeldes cuando estaba retenido.

El pájaro, a duras penas, fue donde el soldado lo llamaba. Este le cogió la pata i leyó lo que estaba escrito en una nota:

<< Estamos en la estación Sur. STOP

Solo somos unos 30 soldados. STOP

Nos atacan y pedimos ayuda. STOP

La siguiente estación de los soldados esta a

.kilómetros y no llegaremos. STOP

Repito. STOP, Ayuda. STOP >>

James, pensó que ya no podría hacer nada por ellos, el mensaje era de hace varios días, no podrían haber sobrevivido. La paloma mensajera era su única opción. Pero él lo utilizaría otra vez para lo mismo.

Escribió una carta con un pañuelo que llevaba en el bolsillo. En él escribió, que estaba en la estación 47 de los rebeldes, que había visto antes de entrar en el cuchitril con sus compañeros fallecidos. Su última petición para salvar la vida, seria con esa paloma, si es que lo encontraban antes o ya lo habían matado. La paloma estaba bastante fastidiada, ya que había volado varios días sin un rumbo fijo, así que le dio a esta ave unas pocas migas que le sobraban de su comida del día anterior.

Colocó la nota en la pata de la paloma y la echó a volar, otra vez sin un rumbo fijo, hacía su salvación.

* * *

La paloma vagó por el desierto del país rebelde, buscando algún edificio o campamento en el cual pudiera entregar la nota y aposentarse, pero no hubo suerte. En vez de eso, fue atacada por rebeldes que la querían matar para que todas las palomas mensajeras no cumplieran con su deber y así ellos pudieran defenderse, sin que los enemigos se pasaran información entre ellos, pero por suerte no obtuvieron el triunfo deseado y la paloma esquivó los disparos de un subfusil armado contra ellos y los soldados.

El “cartero de la guerra” tenía que cumplir con la entrega de su paquete, en su caso de su nota, y hacerlo bien, entregándoselo a los de su bando. Ya había sido entrenada para eso y no fallaría.

Al tercer día de volar intentando encontrar algún lugar, observa al lado de un pequeño cerro, un campamento de soldados, que beben y juegan al póker, como si de una fiesta se tratara. La paloma desciende el vuelo y aterriza en el campamento improvisado para el momento de la guerra.

Un soldado recogió la nota de la paloma y la leyó, se lo contó a los otros soldados y se organizaron en dos grupos para buscar al militar perdido, ya que ellos pensaban que habían derrotado a todas las tropas enemigas, así que el siguiente día prosiguieron con su marcha en busca del objetivo marcado.

El resto no se sabe lo que paso, ya que todavía no se ha podido investigar la zona de la catástrofe y el conflicto entre los dos bandos.

Puede que la victoria fuera de los soldados militares

o de los rebeldes

0 comentarios:

Publicar un comentario